jazz con Mayúscula

Melódica dulzura y voz aterciopelada que te llega al alma. Destreza en el piano...
Una mujer que combina belleza con una música encantadora. Ideal para pasar una velada romántica o simplemente tomarse un par de copas para relajarse después de una ajetreada semana de trabajo. Sin duda alguna una de las mejores intérpretes contemporáneas de jazz.
A los cuatro años, la canadiense Diana Krall aprendió a tocar el piano. Pero nunca se imaginó que su talento nato al frente de dicho instrumento, así como el manejo de su voz, la llevarían a convertirse en “la mejor cantante de jazz de este incipiente siglo XXI”.
El hecho de que Diana Krall sea la favorita de los críticos más estrictos y los amantes del jazz más intensos no es casualidad. La cantante nació en cuna jazzística: se crió con su hermana Michelle en un ambiente musical debido a que su abuela era cantante de jazz, y sus padres, Adella y Jim, tocaban el piano. Ella recuerda que cada domingo la familia se reunía para interpretar clásicos de Nat King Cole o Frank Sinatra. “Nos turnábamos... ni siquiera puedo recordar cuándo no estábamos tocando algo.” Diana Krall, quien nació el 16 de noviembre de 1964 en Nanaimo, Canadá; está unida sentimentalmente con Elvis Costello, con quien trabajó como compositora y a quien conoció dos años antes de la grabación de “The girl in the other room” (2004). Ambos se conocieron durante la entrega de los premios Grammy de 2002, y decidieron colaborar juntos. Basándose en las largas conversaciones que mantuvieron acerca de la muerte de Adella (la madre de la jazzista) y de cómo ésta la afectó, Costello escribió las letras para una serie de melodías que la artista compuso. La relación profesional se convirtió también en sentimental, y se casaron en diciembre de 2003.
Su voz potente y con personalidad la ubica en la escena actual de las mas destacadas pianistas y cantantes de jazz. Su particular estilo para interpretar las mas excelsas piezas jazzísticas para piano la coloca también entre las mejores exponentes de la escena de la música de jazz actual. Diana, con su peculiar voz seduce desde sus producciónes discográficas hasta a los que nunca se han sentido atraídos por el jazz. Su cálida y grave voz y su seducción jazzística, la vuelven una artista ideal para escuchar en esas tardes lluviosas y grises, o en amaneceres soleados, o en atardeceres saboreando una noche íntima que está por venir.

Os veo mover la cabeza al ritmo. Lets Jazz it!



.


http://www.dianakrall.com/

*.*

No hay comentarios: